Para esta versión el Festival de Cine Social y Antisocial recibió la postulación de más de un centenar de películas, provenientes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México y Perú. Una veintena de esos filmes se exhibieron junto a trabajos de la Escuela Popular de Cine que en 2016 cumple 5 años de funcionamiento. En forma paralela al cine, hubo también música, poesía y talleres para niños, jóvenes y adultos. Además, se proyectaron películas realizados por niñas y niños que participaron del Centro Audiovisual Popular en la población Santo Tomás, La Pintana.

La programación día a día fue: